Bodas Vikingas

Para los vikingos, el matrimonio, de todos los rituales éste es el que tenía menos significado espiritual, ya que como en la mayoría de las sociedades medievales consistía en una unión social y por conveniencia que se llevaba a cabo por medio de un “trato” entre los padres de la pareja sin que el amor fuese un factor fundamental ya que llegaría durante el matrimonio.
Normalmente estas alianzas eran para obtener riquezas i aumentar el prestigio de la familia. En las asambleas donde se reunían todas las personas de la región, era la mejor oportunidad para hacer estos acuerdos. Por supuesto, también habían jóvenes que pretendían conquistar a alguna mujer, pero según lo que cuentan las Sagas, era una práctica bastante peligrosa: muchos resultaban muertos.

[vimeo]http://vimeo.com/13143949[/vimeo]
También existía la posibilidad de raptar a una mujer pero esto podía ocasionar un enfrentamiento entre las familias, pero solía compensarse con el pago de una determinada cantidad por parte del padre del joven.
Los novios se intercambiaban anillos y hacían un simulacro de persecución en el bosque. Además bebían juntos una hidromiel,  hecha especialmente para la ocasión y de la cual se les daba lo suficiente para que tomaran durante todo un mes o por lo menos durante toda la lunación, de ahí viene la denominación de “luna de miel”. El paso siguiente era que el novio debía quitarle la corona de flores (desfloración), ésta durante la noche tendría un sueño profético acerca de los hijos que tendría.


You can leave a response, or trackback from your own site.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.